Pico Alto en el ojo de la tormenta
18/10/2009 21:53
Magoo de la Rosa

Continuan los problemas con las motos acuaticas por este motivo colgamos el siguiente artículo.

Pico Alto fue la primera playa en utilizar motos acuaticas para ser corrida. Lamentablemente, ahora no solo se utiliza en Pico Alto sino también en Peñascal y otras playas con olas que revientan de 3 metros a más.




Las impresionantes olas que solemos ver reventar casi un kilómetro mar adentro, entre la playa norte en Punta Hermosa y la bahía de la playa Señoritas, son conocidas mundialmente como Pico Alto, cuna de las olas grandes en Sudamérica y muchas veces comparadas por las revistas especializadas con la temida ola de Waimea Bay, en Hawái. “Pico”, como se le conoce en el ambiente de la tabla, se viene corriendo por tablistas peruanos y extranjeros expertos en olas grandes desde que se descubriera a mediados de los años 60. Esta maravillosa ola en forma de pico que revienta para los dos lados y en la que predomina la sección hacia derecha, comienza realmente a reventar a partir de los 3 o 4 metros de altura, pudiendo llegar hasta los 8 o 9 metros en los días gigantes.

Hace unos cinco años, un pequeño grupo de tablistas nacionales comenzó a incursionar en el llamado “Tow In Surfing” en Pico Alto, siendo esta una nueva forma de correr olas grandes impulsados por una moto acuática. El “Tow In” fue inventado con la finalidad de poder entrar en olas gigantes que eran prácticamente imposibles de agarrar a puro brazo. Por una cuestión de física, no se puede entrar a remar en una ola de más de 10 metros de altura. Debido a la gran velocidad con la que avanza la ola y a la gran cantidad de agua que sube al momento en la que la misma revienta, es casi imposible cogerla remando. Pico Alto es el ejemplo de una ola perfectamente remable y en ese caso no es necesariamente imprescindible usar una moto acuática para poder entrar a disfrutar su majestuosa ola.

Lo que está sucediendo en estos días es que cada vez que revienta Pico Alto -al margen del tamaño con que lo haga- la situación en el mar se está poniendo crítica y un tanto injusta y desigual, Ahora ya no están en el mar solo unos cuantos entusiastas pioneros del “Tow In” que hace unos años atrás tomaron la ola como su santuario personal, sino que las motos se han incrementado y las parejas de tablistas en moto no solo se meten a correrla cuando está gigante, que se supone sería el propósito por la dificultad al entrar en la ola, sino que están corriéndola cuando casi comienza a reventar entre los 3 o 4 metros de altura, dejando muchas interrogantes sobre cuál es el verdadero motivo de correr olas impulsados por una moto de agua.

En estos días muchos tablistas están comprándose motos acuáticas con la idea de comenzar a entrar en olas cada vez más grandes y con tablas más chicas. Por esta razón ha comenzado a haber fricción entre los tablistas de “Tow In” y los tablistas que todavía optan por correr olas grandes a remo puro.

La forma de correr olas en “Tow In” no es necesariamente la mera evolución de correr olas grandes, es simplemente una forma diferente y más compleja, hasta me atrevería a decir que es otro deporte porque implica otros conocimientos y en general una logística muy diferente, más cara y más complicada de lo que parece.

Todos tienen derecho a tener una moto de agua y experimentar las sensaciones que te brinda el entrar a las olas grandes mucho antes que revienten, pero siempre y cuando ellos respeten a los tablistas que optan por seguir corriendo olas grandes a remo, más aún si lo vienen haciendo en Pico Alto mucho antes que se inventara esta otra modalidad.

Pensemos por un momento qué pasaría si un grupo considerable de tablistas decidiera comprarse motos acuáticas y consiguiera un partner: Habría más de 20 parejas tratando de coger olas y disputándoselas sin ningún tipo de reglamento, convirtiendo el line up de Pico Alto en un caos general y afectando directamente a los tablistas que optan por correr olas a remo. Me pregunto, ¿sería esto ecológico y socialmente sostenible?

Toda la comunidad tablista reconoce que el “Tow In” es una forma fascinante de practicar el surfing, pero todos debemos darnos cuenta que no podemos hacernos de la vista gorda ante este gran problema, más bien tenemos que solucionar este importante tema pronto, antes que el correr olas grandes a remo sea obsoleto en Pico Alto y todos se comiencen a comprar una moto acuática para ponerse en igualdad de condiciones, lo que convertiría a Pico Alto en un coliseo romano en vez de un centro de diversiones.

La única forma de asegurar una armonía equitativa en el futuro del surfing en Pico Alto es adoptando reglas básicas para ambos y que los tablistas de “Tow In” y los de remo se respeten entre sí y puedan disfrutar de esta maravilla de la naturaleza en igualdad de condiciones.

TrackBack de esta entrada Agregar a



Ver más noticias